Página principal Índice Capítulo anterior Capítulo siguiente Bibliografía Versión original

CAPÍTULO 5

ASENTAMIENTO EN EL ÁREA DE PROSPECCIÓN DE CAPINOTA-PAROTANI

Este capítulo describe la secuencia del uso de suelos y del asentamiento en el área de prospección de Capinota-Parotani. Esta área es menos atractiva para la agricultura que el área de prospección de Mizque. El área de prospección de Capinota-Parotani tiene menos disponibilidad de agua lo largo de todo el año, menos de suelos muy productivos del grupo 1, y una zona topográfica de piedemonte más pequeña y menos productiva. Por lo tanto, según la hipótesis inicial, esperábamos registrar una menor ocupación en el área de prospección de Capinota-Parotani que en el área de prospección de Mizque a través de la secuencia y, particularmente, menos evidencia de interacción con Tiwanaku durante el periodo Intermedio. De hecho ocurrió lo contrario: encontramos una menor ocupación que en el área de prospección de Mizque para cada periodo excepto el periodo Formativo. Al mismo tiempo, dentro de cada área de prospección, esperábamos una correlación de la ubicación de asentamientos en los mejores suelos agrícolas, especialmente para el periodo Intermedio. Sin embargo, esta hipotética correlación no ocurrió en ningún periodo de la secuencia.

Una característica importante relacionada a la distribución de asentamientos en el área de prospección de Capinota-Parotani es su carácter fisiográfico: es un valle linear con los bancos fluviales estrechos, una amplia zona de piedemonte limitada al banco occidental, y un gran área de la sierra. La mayoría de los sitios fueron establecidos a lo largo de la zona ribereña, y muy pocos fueron colocados en áreas interiores. En suma, el asentamiento prehispánico se concentró cerca del lecho de río, proporcionando el fácil acceso a los suelos aluviales y al río.

La siguiente descripción de cada periodo incluye el número de sitios y del área de ocupación registrada en la muestra escogida de forma aleatoria, y el área total de ocupación estimada basada en la misma muestra para el área total de prospección. Luego paso a comparar el porcentaje de ocupación de cada zona topográfica y de suelo por periodo para discernir cambios significativos en las preferencias de ubicación en las áreas de prospección. Finalmente, este capítulo concluye con una comparación diacrónica del área total ocupada y de las figuras de ocupación total por zona topográfica y zona de suelo para cada periodo cronológico.

Los datos completos para cada cuadrante de la prospección del área de Capinota-Parotani se presentan en el Apéndice A. La ubicación de sitios, sus tamaños, y las características arquitectónicas de los sitios registrados se encuentran en el Apéndice C, al igual que las tabulaciones de los estilos de cerámica registrados para cada muestra colectada y sitio. Las características detalladas de los suelos encontrados en cada cuadrante de prospección de la muestra se tabulan en el Apéndice E. Finalmente, cada sitio registrado en el área de prospección de Capinota-Parotani se describe en el Apéndice G.

La muestra de sitios

La prospección con muestreo produjo un total de fracciones de sitios de 35,05 registrados en 49 sitios en las tres zonas topográficas (Tabla 1) y tres zonas del suelo (Tabla 2). El total de fracciones de sitios es la suma de las fracciones de cada sitio encontrado dentro de los límites del cuadrante de prospección. La figura de fracciones de sitios de 35,05 sitios no será utilizada en el análisis de los datos. En su lugar, se utilizará el área total de ocupación que representan la fracciones de sitios -- 77,60 has -- para el análisis estadístico (Apéndice C: parte 2). Más específicamente, las figuras del área de ocupación serán calculadas para cada periodo y por zonas topográficas y del suelo. Sumadas, estas figuras deben exceder el área total de ocupación de 77,60 has. Las figuras del área de ocupación son la base para el análisis de ocupación preferencial de las zonas topográficas y de suelos.

El periodo Formativo

El número de los sitios del periodo Formativo registrados en la muestra de prospección produjo una fracción total de sitios de 9,33 en 17 sitios, con un área de la ocupación de asentamiento de 26,2 has (Tabla 8). El área total estimada de ocupación para el periodo es 239,2 ± 122,1 has (Tabla 7). Este total, y las estimaciones totales de área de ocupación siguientes, está basado en el área de ocupación estratificada por zonas de suelos.

Cuatro sitios fueron ocupados solamente en épocas formativas: CP 12, 13, 29, y 47. Un sitio adicional, CP 28, tiene una ocupación en gran parte formativa. La cerámica del periodo Formativo en los cuatro primeros sitios representa a un conjunto Formativo Tardío, a excepción del sitio MI 13 que tiene cerámica del Formativo Medio (Apéndice C: parte 7). Un segundo sistema de ocupación del periodo Formativo ocurre en seis sitios de varios componentes donde el conjunto formativo domina la cerámica: CP 1, 2, 9, 16, 18, y 48. La colección 2 (N54000 E84250) de una concentración de tiestos (que no corresponde a un sitio) está también de este grupo. La proporción de tiestos del estilo Formativo en la colección total se extiende de 32% a 91%. Finalmente, nueve sitios tienen colecciones con proporciones más bajas de cerámica formativa que de estilos de periodos más tardíos.

Los asentamientos formativos más importantes del área de Capinota son CP 13, 28 y 29. Estos sitios forman una ocupación formativa densa en el banco este del río Rocha (Figura 31).  Tres sitios formativos adicionales, CP 12, 16, y CP 47, son sitios aislados: el primero está en el banco meridional del río Arque que hace frente al lecho aluvial de Parotani; el segundo está en la parte norteña del área de prospección en una colina rodeada por la llanura aluvial; y el tercero está en el banco occidental del río Rocha cerca de 4,5 kilómetros valle arriba de CP 28 y 29. Solamente el sitio CP 43 tiene ocupación formativa en la mitad meridional del área de prospección.

Otras ocupaciones formativas ocurren en los sitios CP 5, CP 42 y CP 48, cada uno de éstos arracimados alrededor de ocupación formativa principal en CP 47. De manera similar, la ocupación formativa del sitio CP 11, densamente ocupado durante los tiempos de Tiwanaku, puede ser una extensión del asentamiento CP 12, pues está a unos cientos de metros al noreste.

Los sitios del periodo Formativo en el área de prospección de Capinota-Parotani son caracterizados por dispersiones de cerámica superficiales densas y extensas. En el sitio CP 12, situado en una ladera escarpada, se registró plataformas estrechas y se observó una alta incidencia de herramientas de moler, tales como batanes y manos. La alta densidad de cerámica superficial ha sido acentuada por el fuerte saqueo del sitio. En el contraste, los sitios CP 13, 28 y 29, situados en una parte baja de la ladera están poco disturbados a pesar de ser atravesados por el camino principal de la ribera oriental del valle. La densidad superficial de tiestos formativos sigue siendo considerable (ca. 20-25 tiestos por m²) y las paredes de los cimientos se pueden ver en algunas áreas. De estos tres sitios, CP 13 tiene la densidad más elevada de material de piedra. Finalmente, el sitio CP 47, que se extiende de una ladera escarpada a un área plana del piedemonte al borde de la llanura aluvial, está altamente disturbado por erosión y saqueo, y tiene también una alta densidad del material superficial.

Los cinco sitios con las ocupaciones exclusivamente del periodo Formativo (CP 12, 13, 28, 29, y 47), constituyen 35,5%, o 9,27 has, del área total de ocupación. Otros sitios con una importante ocupación formativa, pero con ocupación de periodos más tardíos también (CP 1, 2, 5, 16, 18, 43, 45), hacen 48,6% el área de ocupación (12,73 has).

El tamaño del sitio puede también ser parcialmente una función de la duración de la ocupación. Desafortunadamente, no hay datos disponibles para el periodo Formativo para distinguir las contribuciones relativas hechas al tamaño del sitio por factores como tiempo de ocupación y tamaño de la población.

Topografía y localización de sitios

El asentamiento del periodo Formativo estuvo sobretodo dividido entre las zonas topográficas del piedemonte y de la sierra con 57% y 32% de las 26,2 has ocupadas, respectivamente. La zona aluvial tenía 10,7% de ocupación total (Tabla 8). El área total de la ocupación para cada una de las zonas topográficas se puede estimar, con un nivel de la confianza de 95%, en base a las figuras el área de ocupación, de la siguiente forma: 24,21 ± 25,03 has para la zona aluvial, 126,55 ± 69,27 has para la zona de piedemonte, y 83,10 ± 79,06 has para la zona de sierra (Tabla 9). La comparación gráfica de los porcentajes de ocupación de cada zona topográfica con el rango de error en un nivel de confianza de 95% demuestra una proporción perceptiblemente más grande de ocupación en la zona de piedemonte (Figura 40). Por lo tanto, podemos sugerir que una preferencia por el asentamiento en la zona de piedemonte existía en el periodo Formativo.

La ocupación de la zona de piedemonte incluyó cuatro de los cinco asentamientos exclusivamente Formativos. El asentamiento Formativo adicional (CP 12) está ubicado en la zona de la sierra, pero, sin embargo, muy cerca de la zona aluvial del río Tapacarí. A este respecto, el sitio MI 12 exhibe el mismo patrón de asentarse cerca de las fuentes de agua demostradas por los cuatro sitios anteriores (Figura 31). Una excepción a este patrón es CP 13, situado en un garganta que conecta el valle de Capinota con la cuenca de Santivañez con sólo una fuente estacional de agua. Este sitio está situado a 1,7 kilómetros del río Rocha. Finalmente, tres sitios están situados en la zona topográfica 3 (CP 15, 43, y 45), además de CP 12. Estos sitios están situados sobre las cimas que dominan el llano aluvial. Sin embargo, la ocupación formativa es relativamente pequeña en estos sitios, cada uno de los cuales tuvo una ocupación más densa durante el periodo Tardío.

Clases de suelo y localización de sitios

El asentamiento Formativo está situado en los tres grupos del suelo, pero la mayoría de la ocupación está en los suelos pobres del grupo 3 con 74,3% de las 26,2 has ocupadas. La ocupación de los suelos del grupo 2 le sigue con 19,7% del área ocupada total (Tabla 8). Las figuras del área de ocupación producen un área estimada de ocupación de 13,3 ± 15,9 has para los suelos del grupo 1, 31,9 ± 25,1 has para los suelos del grupo 2, y, 194,6 ± 111,7 has para los suelos del grupo 3 (Tabla 10). Una comparación del porcentaje de ocupación de cada zona de suelos basada en las estimaciones antedichas no indica ninguna diferencia significativa, en un nivel de la confianza de 95%, en la ocupación relativa cada grupo del suelo (Figura 40). Sin diferencias significativas en el porcentaje de ocupación de cada uno de los tres grupos del suelo, podemos concluir que la población del periodo Formativo no se asentaba de manera preferencial en ningún suelo en particular.

Tres de los cinco sitios formativos (CP 12, 13, y 47) están situados exclusivamente en los suelos menos productivos del grupo 3. En contraste, los sitios CP 28 y 29 se colocan en suelos del grupo 2. A pesar de una proporción importante de asentamientos formativos en los suelos más pobres, los suelos de buena calidad están a una corta distancia de todos los sitios principales. Por ejemplo, el sitio MI 13 y el sitio MI 47 están en suelos del grupo 3, pero a menos de 500 m de suelos del grupo 1. La ubicación de CP 12 es más difícil de entender dado que los buenos suelos ocurren solamente al lado opuesto del río Tapacarí, y no en el banco meridional del río. Finalmente, la ocupación limitada de las cimas de los sitios CP 15, 43 y 45 está en suelos muy pobres y con el acceso limitado a las tierras aluviales. Aun así, los dispositivos agrícolas que permitieron el cultivo a secano estacional de estos suelos pertenecen al periodo Tardío.

El periodo Intermedio Temprano

Una fracción total del sitio de 6,98, con un área de ocupación de 17,7 has, en 13 sitios, fue registrada para el periodo Intermedio Temprano (Tabla 8). La muestra del área de la ocupación produce una estimación de 157,7 ± 95,4 has de ocupación total para el periodo (Tabla 7).

El periodo Intermedio Temprano en el área de prospección de Capinota-Parotani consiste en las ocupaciones con los estilos de cerámica Tupuraya y Mojocoya. Los materiales de estilo Tupuraya dominan, estando presente en 97% del área de asentamiento registrada para este periodo. Las distribuciones más grandes e importantes del estilo Tupuraya ocurren en los sitios CP 16, 43, 44 y 48 (Figura 32), con un área de la ocupación de 2,38, 3,4, 2,08 y 1,41 has, respectivamente, sumando 9,27 has. Escasos restos arquitectónicos fueron registrados en la superficie de estos sitios.

Los materiales de estilo Tupuraya fueron encontrados siempre en sitios multi-componentes (o de varias ocupaciones). El sitio CP 16 se destaca como el sitio que produjo estilos cerámicos de periodos anteriores y más tardíos. Los sitios CP 5, 15, 16, 18, 42 y 48 tenían ocupación formativa, mientras que los sitios CP 16, 42, 44 tenían una ocupación del periodo Intermedio con fragmentos de estilo Tiwanaku. Los sitios CP 16 (con el material Tupuraya sumando entre 6% a 48% en las colecciones) y 44 (con porcentajes de 9% a 38%), y principalmente el sitio CP 42, un sitio con lo que parece ser un cementerio del siguiente periodo asociado a Tiwanaku (con porcentajes de 4% a 14%), son los sitios donde los materiales de estilo Tupuraya y de Tiwanaku ocurren juntos. Así, dos de los sitios más grandes de asentamiento Tupuraya tienen materiales de estilo Tiwanaku del periodo siguiente. Los materiales de estilo Tiwanaku, sin embargo, no estuvieron limitados a estos sitios y ocurrieron también de manera exclusiva en otros sitios.

El conjunto estilístico Mojocoya fue registrado solamente dos sitios (CP 16 y 42) en proporciones muy bajas (Apéndice C: parte 7). Éstos son ambos sitios con cementerios, reflejando así un uso muy limitado de cerámica Mojocoya en esta área.

Las densidades y la distribución de los materiales de estilo Tupuraya sugieren una dominación de la ocupación del área de prospección de las poblaciones usando este estilo cerámico (Figura 32). Sin embargo, poca evidencia adicional, tales como restos arquitectónicos o contextos funerarios, ha sido registrada para clarificar nuestra percepción de la vida durante el periodo Intermedia Temprano, a excepción del sitio CP 44. La presencia reducida de estilo Tupuraya en CP 42, que es principalmente un cementerio con cerámica de estilo Tiwanaku, es probablemente resultado de la erosión de los depósitos de la ladera de la colina. La misma asociación de los materiales Tupuraya y de Tiwanaku ocurre en CP 16, un sitio altamente disturbado donde, a pesar de una sospecha que la mayoría de los tiestos son de proveniencia funeraria, ninguna interpretación sólida se puede hacer en cuanto al origen de las asociaciones (e.g., material de estilo Tupuraya de los contextos de la vivienda, y de estilo Tiwanaku proveniente de entierros).

Topografía y localización de sitios

La mayor parte del asentamiento del periodo Intermedio Temprano, 54% del área total ocupada, está en el área de piedemonte. El área de ocupación de la zona aluvial es muy similar a la ocupación de la zona de la sierra, con 22% y 24% respectivamente (Tabla 5).

El área total de ocupación para cada zona topográfica se ha estimado en 34,0 ± 27,7 has para la zona aluvial, 81,0 ± 57,1 has para la zona de piedemonte, y 41,6 ± 61,5 has para la zona de la sierra (Tabla 9). La comparación entre el porcentaje ocupado en cada zona topográfica (Figura 40) indica que no hay diferencia, al nivel de confianza de 95%, entre los porcentajes de la ocupación de las tres zonas. En efecto, el rango de error del porcentaje de la ocupación de la zona aluvial traslapa los porcentajes de las zonas de suelo 2 y 3. No había, por lo tanto, preferencias en el asentamiento del periodo Intermedio Temprano para ninguna zona topográfica en particular.

Clases de suelo y localización de sitios

La mayoría de la ocupación del periodo Intermedio Temprano, 61% del área ocupada, está en los suelos menos productivos del grupo 3. La ocupación de los suelos del grupo 2 es 21,5% del área total ocupada (Tabla 8). El área total estimada de ocupación por la zona de suelos, basada en la muestra, es 25,76 ± 25,46 has para los suelos del grupo 1, 23,72 ± 21,49 has para los suelos del grupo 2, y 108,62 ± 83,80 has para los suelos del grupo 3 (Tabla 10). La comparación de los porcentajes de ocupación por grupo de suelos no revela ninguna diferencia significativa, al nivel de confianza de 95%, en la ocupación de los grupos del suelo (Figura 40). Obsérvese que el rango de error para ambos traslapos de los suelos del grupo 2 la figura del porcentaje para los dos grupos adicionales del suelo. Por lo tanto, ninguna preferencias significativas se pueden sugerir para la ocupación de cualesquiera de los tres grupos del suelo en el periodo Intermedio Temprano.

En el área de prospección de Capinota-Parotani, a diferencia del área de la prospección de Mizque, la zona de piedemonte es dominada por los menos suelos productivos, aquellos suelos del grupo 3. Por lo tanto, el asentamiento en el piedemonte en esta área de prospección exigió la ocupación de los suelos menos productivos. Aun así, ni la gran proporción del área de ocupación en la zona de piedemonte ni en los suelos del grupo 3 refleja una preferencia significativa de asentamiento en el periodo Intermedio Temprano.

El periodo Intermedio

El total de la fracción de sitios del periodo Intermedio es 7,9, en 12 sitios, con un área de ocupación de 17,3 has (Tabla 8). El área total de la ocupación para el periodo se estima en 159,9 ± 99,7 has (Tabla 7).

El periodo Intermedio en el área de prospección de Capinota-Parotani es marcado por tres estilos de cerámica: el estilo Tiwanaku, el Omereque, y el Grey Ware. En esta área de prospección, el estilo Grey Ware se asigna a la ocupación del periodo Intermedio puesto que ocurren solamente junto a los materiales de estilo Tiwanaku y Omereque (de manera diferente a la continuidad de este estilo en el área de prospección de Mizque). De hecho, los materiales de estilo Omereque y Gray Ware ocurren en los mismos sitios que el estilo Tiwanaku; solamente los materiales de estilo Tiwanaku ocurrieron independientemente en la prospección. Las urnas grandes del tipo Sauces y de estilo Grey Ware se utilizan para los entierros con cerámica de estilo Tiwanaku.

El estilo Tiwanaku fue observado en 37 colecciones en 12 sitios del área de prospección (Figura 33). El material de estilo Omereque fue registrado en seis colecciones en tres sitios, y material Gray Ware en 13 colecciones en cuatro sitios. La ocupación de estilo Tiwanaku domina con más que 90% de la proporción de ocupación de este periodo.

Los materiales de estilo Tiwanaku se concentran en siete sitios importantes (CP 7, 10, 11, 16, 40, 42 y CP 44) representando 74% de la ocupación. Los sitios MI 7 y 10 tiene exclusivamente cerámica decorada de estilo Tiwanaku (Apéndice C: parte 7). El sitio CP 7 consiste en una dispersión limitada de los tiestos de estilo Tiwanaku de los entierros disturbados, con tiestos expuestos en la superficie. El sitio MI 10 es un montículo plano situado en la llanura aluvial con una densidad muy baja de material en superficie, representando un componente único de ocupación del periodo Intermedio en el valle. El montículo (100x70 m) puede haber tenido una plaza central hundida similar a los templos de Tiwanaku en las sierras y a otras regiones (Goldstein 1993), pero no podemos determinar su forma completa.

Los restos de estilo Tiwanaku son predominantes en los sitios CP 11 y 42, con solamente una ocupación de menor importancia perteneciente al periodo anterior (con los materiales de estilo Tiwanaku con una proporción de 69% hasta el 100% en las colecciones en CP 11 y de 27% a 75% en aquellas del sitio CP 42). En contraste, el sitio CP 44 tenía una ocupación importante de estilo Tupuraya (aún así, los materiales de estilo Tiwanaku constituyen de 33% a 85% en sus colecciones). El sitio CP 11 es, junto con CP 44, el asentamiento doméstico más grande con materiales de estilo Tiwanaku. Desafortunadamente, no hay evidencia arquitectónica visible en el sitio CP 11 debido a la actividad de arado en el sitio. El sitio CP 42 es un cementerio denso usado casi exclusivamente durante este periodo, en el cual fueron registrados la mayoría de urnas de tipo Sauces y estilo Grey Ware. El sitio MI 44, es el único sitio con materiales del periodo Intermedio en la sección meridional del área de prospección. Finalmente, en el sitio CP 16 el material de estilo Tiwanaku ocurre en proporciones iguales a los tiestos de estilo Tupuraya, pero representa un área más grande de ocupación debido a una distribución más amplia dentro del sitio.

Un sitio adicional, CP 40, tiene una proporción baja de materiales del estilo Tiwanaku, pero el gran tamaño de este sitio produce un área calculada de ocupación de 3,35 has o más de 20% del área de ocupación para el periodo.

Los materiales de estilo Omereque ocurren en tres sitios: CP 7, CP 16, y CP 42, en proporciones de menores que 8%, y un promedio de 3,7% en sus colecciones. Estos sitios son cementerios con una proporción más alta de materiales de estilo Tiwanaku que de cerámica Omereque. El estilo de cerámica Grey Ware tenía proporciones entre 10 y 30% en CP 5, 11, 42 y 44. Los materiales de cerámica de estilos Tiwanaku y Grey Ware no están asociados en los sitios CP 7 o CP 16.

La composición de la cerámica de estilo Tiwanaku en el área de prospección de Capinota-Parotani consiste sobre todo en fragmentos de cuerpos y de bordes de vasijas de keru y de puku, tanto en las colecciones aleatorias y como intencionales hechas en los sitios con ocupación del estilo Tiwanaku. Las formas de keru incluyen el chayador, con una base muy estrecha y paredes con anillos en relieve.  No se registró ningún fragmento de estilo Tiwanaku "clásico" del altiplano en la superficie.

Topografía y localización de sitios

La mayoría de ocupación del periodo Intermedio está en el área de piedemonte (zona topográfica 2) con 88% de las 17,3 has de ocupación total. Las estimaciones para la ocupación total del área de prospección son 14,4 ± 17,9 has para la zona aluvial, 128,9 ± 78,8 has para la zona de piedemonte, y, 4,99 ± 8,78 has para la zona de la sierra (Tabla 9). La comparación de las estimaciones del porcentaje de ocupación (con respecto al área total de cada zona topográfica) revela una diferencia significativa, al nivel de confianza de 95%, en la ocupación de la zona de piedemonte. Así, se documenta una preferencia significativa por asentarse en el piedemonte para el periodo Intermedio.

El piedemonte incluye cuatro de los cinco sitios principales con los materiales de estilo Tiwanaku en el área de prospección de Capinota-Parotani. Solamente el sitio MI 10, el sitio del montículo plano, está situado en la llanura aluvial. Este sitio singular es un componente importante de ocupación del periodo Intermedio del área, y su particular ubicación topográfica refuerza su naturaleza especial en el patrón de asentamiento del periodo. El sitio MI 11 está situado en una terraza natural, plana en el banco meridional del río Arque, en la estrecha franja de piedemonte en esa ribera. El sitio MI 42 está situado en la parte baja de una ladera que hace frente al llano aluvial. El sitio MI 16 está situado en la cima de una colina grande aislada en el centro del llano aluvial, y finalmente el sitio MI 44 está en una franja de piedemonte adyacente al lecho del río. Todos estos emplazamientos del piedemonte son adyacentes a zonas llanas aluviales, a excepción de CP 11, donde las extensas tierras aluviales ocurren sólo al otro lado del río.

Clases de suelo y localización de sitios

La ocupación del periodo Intermedio está dividida entre los suelos del grupo 3 con 77,5%, y suelos del grupo 2 con 17,75% de las 17,3 has de ocupación total. La ocupación de 0,83 has adicional en suelos del grupo 1 representa CP 10 (Tabla 8). Las estimaciones para la ocupación por grupo de suelos para el área total de prospección son: 6,9 ± 11,9 has para los suelos del grupo 1, 19,1 ± 18,7 has para los suelos del grupo 2, y 133,5 ± 91,8 has para los suelos del grupo 3  (Tabla 10). Las diferencias entre el porcentaje ocupacional de estos totales estimados de cada grupo de suelo no son significativas al nivel de confianza de 95% (Figura 40). Ello demuestra que el porcentaje más alto de ocupación en suelos del grupo 2 tiene un amplio rango de error que abarca el porcentaje de ocupación en suelos de los grupos 1 y 3. Por lo tanto, no se indica ninguna preferencia por el asentamiento en suelos del grupo 2.

Las cinco ocupaciones principales de Tiwanaku se distribuyen en tres grupos: El sitio MI 10 está situado en la zona rica del suelo del grupo 1; el sitio MI 42 está situado en el área más baja de piedemonte en suelos moderado productivos; y finalmente, los sitios MI 7, 11, 44 y 16 situados en los suelos pobres del grupo 3. Los sitios de este último grupo están ubicados adyacentes al llano aluvial y los residentes habrían tenido acceso fácil a suelos más ricos, excepto en CP 11 donde el acceso a los buenos suelos requirió cruzar el río Arque.

El periodo Tardío

La fracción total de sitios para este periodo es 26,9. El área de ocupación de los 40 sitios es 60,0 has (Tabla 8). Estas figuras incluyen los siete sitios asignados a este periodo que carecen de tiestos en superficie. Las estimaciones para el área total de ocupación basada en la muestra antedicha son 551,2 ± 198,7 has de ocupación para el periodo Tardío (Tabla 7). Este periodo exhibe el asentamiento más denso y el área más de ocupación más grande registrados en el área de prospección.

La última ocupación del periodo es marcada por cuatro estilos de cerámica: Ciaco, Pacajes, Inca, y una tipo utilitaria distintivo del periodo Tardío. Se ha sugerido que los dos primeros conjuntos son los estilos principales, más longevos y más tempranos del periodo. Los dos últimos estilos aparecen en el área de prospección de Capinota-Parotani en las colección más tardías de este periodo.

Los tiestos del tipo utilitario del periodo Tardío fueron encontrados en 24 emplazamientos de sitios con 48% del área total ocupada de 60,0 has (Figura 34 y Figura 35). Los restos del estilo Ciaco constituyen aproximadamente 44% de ocupación (Apéndice C: parte 7). Finalmente, los estilos de Pacajes e Inca constituyen 8% del área de ocupación total. La cerámica de estilo Ciaco ocurre sólo en ocho sitios, y la cerámica utilitaria tardía sólo en cinco. Las dos conjuntos ocurren juntos en 19 sitios. Los estilos Pacajes e Inca no ocurren juntos en ningún sitio. Finalmente, siete sitios registrados en la prospección no tenían cerámica en superficie. Se han asignado a este periodo en base a las características de la ubicación y de las construcción del sitio. Este periodo tiene la suma total de fracciones de sitio, la suma de emplazamientos de sitios y la figura más grande del área de ocupación más grandes registradas para la secuencia de Capinota-Parotani.

Topografía y localización de sitios

La mayoría de los asentamientos durante el periodo Tardío se ubicaron en la zona topográfica de piedemonte, con 53,5% de ocupación total de 60,0 has. La zona de la sierra y la zona aluvial tienen 35% y 11% del área restante de la ocupación, respectivamente (Tabla 8). Las estimaciones para la ocupación total de cada zona topográfica son 58,71 ± 41,11 has para la zona aluvial, 271,96 ± 112,74 has para la zona de piedemonte, y 209,41 ± 131,77 has para la zona de la sierra (Tabla 9).

La comparación del porcentaje de ocupación para cada zona topográfica demuestra una diferencia significativa, en un nivel de confianza de 95%, en la ocupación del piedemonte frente a las otras dos zonas. La población del periodo Tardío exhibió una preferencia por el asentamiento en la zona de piedemonte medido como porcentaje que ocupa de la zona, a pesar que la mayoría del área ocupada está realmente en la zona de la sierra.

Clases de suelo y localización de sitio

Para el periodo Tardío, 72,5% de las 60,0 has registradas está en los suelos del grupo 3, los suelos disponibles más pobres (Tabla 8). La ocupación en suelos del grupo 2 es 16,6% del total, mientras que la ocupación de los mejores suelos del área de prospección explica solamente 11% de ocupación total para el periodo Tardío. Aproximadamente 75% de los materiales de estilo Ciaco se concentraron en suelos del grupo 3, al igual que la cerámica doméstica utilitaria (78%). Los materiales de los estilos de Pacajes e Inca se encuentran sobre todo esta zona de pobre productividad.

El área total de ocupación estimada para el periodo Tardío para cada zona topográfica basada en la muestra registrada es 55,66 ± 37,40 has para los suelos del grupo 1, 61,95 ± 41,38 has para los suelos del grupo 2, y 434,50 ± 179,58 has para los suelos del grupo 3 (Tabla 10). La comparación del porcentaje de ocupación no revela ninguna diferencia significativa, en el nivel de la confianza de 95%, en las proporciones de ocupación por zona de suelos. Por lo tanto, ninguna preferencia por asentarse en alguna zona de suelo en particular se puede sugerir para el periodo Tardío, a pesar de la proporción más grande de ocupación de los suelos del grupo 2.

Durante este periodo, muchos asentamientos se ubican en las cimas de cerros de laderas escarpadas, aprovechando los acantilados y el acceso difícil. En la mayoría de los casos, los suelos en los alrededores de los sitios no son los más productivos. Es posible cultivar en suelos del grupo 3, suelos altamente pedregosos, de laderas escarpadas y alta permeabilidad, pero la producción en éstos es estacional y relativamente baja en comparación a otros grupos del suelo. Los dispositivos agrícolas documentados en áreas circundantes a los sitio de la cima en suelos pobres representan, sin embargo, una forma de intensificación de la producción.

Resumen: La secuencia del área de prospección de Capinota-Parotani

El análisis comparativo de los porcentajes de ocupación de cada zona topográfica y cada grupo de suelo por periodo ha proporcionado tres casos significativos de asentamiento preferencial, medido al nivel de confianza de 95%: para la zona topográfica de piedemonte en el periodo Formativo, el Intermedio y el periodo Tardío. No se observó ninguna preferencia por asentarse en un grupo suelo en particular, aunque en cada uno de los cuatro periodos un porcentaje más alto de ocupación ocurrió en suelos del grupo 2. Los porcentajes de ocupación en esa zona de suelos no eran, sin embargo, perceptiblemente diferentes, en un nivel de confianza de 95%, de la proporción ocupada de los otros dos grupos de suelo.

Así, el uso del suelo y los patrones de asentamiento en el área de prospección de Capinota-Parotani no resuelven nuestras expectativas de encontrar la mayor parte del asentamiento en los mejores suelos del área de prospección, en especial durante el periodo Intermedio. La preferencia por asentarse en la zona de piedemonte en el Formativo, el Intermedio y el periodo Tardío no es equivalente al asentamiento en los mejores suelos, en contraste al área de prospección de Mizque. En el área de prospección de Capinota-Parotani, los mejores suelos se limitan a los alrededores de los asentamiento en la zona aluvial.

Los tres periodos también se diferencian en términos de la ubicación de los sitios dentro de la zona de piedemonte. Durante los periodos Formativo e Intermedio, los asentamientos estuvieron situados en la ladera más baja del piedemonte, adyacente al llano aluvial -- repitiendo el patrón del precedente periodo Formativo -- pero dos de los sitios principales se ubicaron en lugares aislados y defensivos. En contraste, los sitios del periodo Tardío se situados en gran parte en el piedemonte superior, y en las cimas en la zona de la sierra.

Cambios en el área de ocupación

El estudio diacrónico del área estimada de ocupación utiliza la secuencia de figuras de ocupación total (Figura 41) y de los porcentajes de la ocupación por zonas topográficas y grupos de suelo (Figura 42). En base a las figuras totales, la reducción en el área de ocupación en el periodo Intermedio Temprano con respecto al periodo Formativo no es significativa al nivel de confianza de 95%; no hay casi cambio en el área de ocupación del periodo Intermedio a partir del periodo anterior. Solo el aumento ocupacional del área del periodo Tardío es significativo, al nivel de confianza de 95%, en la secuencia ocupacional del área de prospección de Capinota-Parotani.

Según lo mencionado arriba, el periodo Intermedio no reveló un patrón de asentamiento en las zonas de mejores suelos. Otro resultado de la interacción de Tiwanaku en Cochabamba pudo haber sido un crecimiento de la población en el área de prospección durante el periodo Intermedio. Aunque hay sitios importantes del estilo Tiwanaku en el área de prospección de Capinota-Parotani, el área de ocupación no refleja el crecimiento esperado si los residentes maximizaban la explotación del maíz. La limitación de factores ecológicos no habría sido un factor en determinar el área de ocupación para el periodo Intermedio dado que el área de ocupación del periodo Formativo era más grande. El crecimiento significativo en el área de ocupación del periodo Tardío indica que el potencial productivo del área no fue alcanzado en ninguno de los tres periodos anteriores. El uso de dispositivos agrícolas para la intensificación pudo haber permitido la expansión en el asentamiento y la población en el periodo Tardío. El hecho que las capacidades potenciales del valle fueran aumentadas en  el periodo Tardío, sugiere que los habitantes de los periodos Intermedio Temprano e Intermedio estaban desinteresados en ampliar la capacidad productiva de la región.

El análisis más detallado de la secuencia de asentamiento usando el porcentaje de ocupación por la zona topográfica y grupo de suelo (Figura 42) demuestra el aumento significativo del área de ocupación de las tres zonas topográficas, y las tres zonas de suelos, durante el periodo Tardío. En el resto de los periodos, las diferencias entre las áreas de ocupación de las zonas topográficas y zonas de suelo no son significativas.

Los patrones del uso de suelos y de asentamiento en el área de la prospección de Capinota-Parotani no apoyan las hipótesis de la investigación: en ningún periodo, incluyendo el periodo Intermedio con los materiales del estilo Tiwanaku, hay una ocupación prioritaria de los mejores suelos agrícolas. Por otra parte, en ningún periodo se sugiere una preferencia por asentarse en cualquiera de los grupos de suelo. Más bien, hay una continuidad en el patrón de localizar asentamientos en la zona de piedemonte, lo que produce una preferencia significativa por asentarse en esa zona topográfica en los periodos Formativo, Intermedio y periodo Tardío. La preferencia por la ocupación de la zona de piedemonte no mostró ser significativa en el periodo Intermedio Temprano, a pesar de un porcentaje más alto de ocupación de ella. Por lo tanto, el patrón del periodo Intermedio no representa una cambio drástico con respecto al periodo Intermedio Temprano. Esto no refleja, sin embargo, continuidad completa en el asentamiento: las poblaciones del periodo Intermedio eligen nuevos lugares para su asentamiento.

La mayoría de ocupación de todos los periodos ocurre en los suelos del grupo 3, los suelos más pobres del valle (Tabla 8). El porcentaje más alto de ocupación por zona del suelo ocurre en suelos del grupo 1 en todos los periodos excepto el Intermedio Temprano, pero no puede diferenciar de manera significativa de la ocupación en los otros dos grupos de suelo. Por lo tanto no se puede sugerir ninguna preferencia por asentarse en ninguna zona de suelo en el área de prospección de Capinota-Parotani.

Las ubicaciones de asentamiento en la zona de piedemonte del área de prospección de Capinota-Parotani pueden reflejar un deseo de evitar episodios de inundaciones. Los rasgos topográficos, en este caso, pueden haber sido un factor más importante en el emplazamiento de asentamientos que la productividad de suelos. Esta tendencia fue documentada para todos los periodos excepto el periodo Intermedio Temprano. En el periodo Intermedio, cuando esperábamos el énfasis en productividad agrícola, la ubicación de asentamientos siguió patrones anteriores al concentrarse en elevaciones sobre la llanura aluvial.


Página principal Índice Capítulo anterior Capítulo siguiente Bibliografía Versión original

Página de Arqueología Andina y Tiwanaku. © 1998-05, Alvaro Higueras copyright/Derechos Reservados.
Envíe por favor los comentarios sobre contenido y la presentación a
URL de este documento: http://www.tiwanakuarcheo.net/3_phd_c/ch5.html
Creado: marzo 2005